viernes, 2 de diciembre de 2016

¡A jugar se ha dicho!

Durante este año, la Unidad de Niños y Adolescentes del ICHTF ha realizado en dos oportunidades la jornada clínica “Juego en terapia familiar”. 
Si bien, el eje de la jornada fue el uso del juego con un sentido relacional en terapia familiar, nos vimos en la necesidad de armar un texto con posibles técnicas de juego. Esto en respuesta a la petición que hicieron algunos asistentes de la jornada, donde solicitaban que se hablara más de los juegos expuestos en las viñetas de casos clínicos y que se les informara de técnicas específicas para algunos problemas en particular o para las diferentes etapas de la terapia.

Así nació la idea de hacer un material concreto que pudiera ser entregado. Tradujimos algunas actividades que nos parecieron interesantes, fáciles de aplicar e innovadoras*. Soy un animal, Juego con pelota de playa, Yenga familiar, Control remoto de la conducta, Escudo familiar, Animales sanados, Celebración , Pintura de dedos, Genograma Familiar con Miniaturas, Bandeja de arena Familiar, La madeja de lana, Arte co-construido, son algunas de las técnicas de juego que escogimos. 



La creación de este material nos dio la oportunidad de encontramos con una amplia variedad de entretenidos e ingeniosos juegos que pueden ser útiles para las familias con que trabajamos, en distintos momentos del proceso terapéutico. 

Pensamos que lo fundamental es atender al proceso terapéutico y utilizar el juego en un sentido relacional, es decir, que permita a los distintos miembros de la familia relacionarse de maneras distintas a las que acostumbran, generando nuevas posibilidades de encuentro. Y a la vez, que nos permita como terapeutas relacionarnos con los distintos miembros de la familia en un lenguaje que tanto niños como adolescentes y adultos podamos entender.
Creemos también que revisar, conocer y practicar distintas técnicas de juego, es un recurso que nos abre posibilidades terapéuticas y nos ayuda a dar novedad a nuestra práctica. Por ejemplo, nos parecen muy útiles para trabajar con:
- Familias con miembros de distintos grupos etarios ya que permite un “lenguaje” común.
- Familias que tienden a ser caóticas, ya que muchas veces la estructura externa que brinda un juego específico los ayuda a regularse durante la sesión. 
- Familias que tienden a evitar hablar de temas difíciles, ya que hablarlo en contexto de juego puede ser menos amenazante. 
- Familias con miembros con distinto nivel de desarrollo del lenguaje (alguno(s) que hablan mucho y otro(s) que tienden a callar) ya que el juego generalmente exige un sistema de turnos donde todos tienen tiempo de hablar. 
- Familias que están centradas en la queja o la crítica, o que están pasando por momentos de mucha dificultad y sufrimiento, ya que el juego permite que vivan una experiencia familiar distinta y positiva.
Además, pensamos que como terapeutas también puede ser beneficioso contar con estas herramientas concretas, por ejemplo para quienes están en formación o recién empezando a atender familias (donde muchas veces hay niños), como varios asistentes a la jornada nos manifestaron. Creemos que conocer técnicas específicas ayuda a dar seguridad y quizás permite atreverse a realizar terapia familiar incorporando a niños de todas las edades a las sesiones, que es parte de lo que queremos transmitir como modelo de trabajo de la UNA.  
Quisiéramos compartir también nuestro proceso personal, ya que para nosotros fue un aporte hacer esta Jornada. Mientras la planificábamos y realizábamos, nos sorprendimos a nosotros mismos comentando los diferentes usos que dábamos a los mismos materiales de juego, cómo adecuábamos ciertas consignas, cómo cada uno usaba preferentemente tal o cual material, o cómo nos resultaba más fácil un juego con niños de cierta edad o con familias de cierto tipo. 
Sentimos también que ahora estamos más atentas al uso del juego en terapia familiar. Es así como en el reciente Seminario Ackerman** pudimos conocer tanto nuevas técnicas, como nuevos usos de juegos que ya conocíamos, en este caso, aplicados a la terapia familiar en la reparación de quiebres vinculares. 
Tal como expuso Andrea Blumenthal, los “juegos” sirven como facilitadores para hablar de temas más difíciles, y son especialmente útiles para trabajar con niños y adolescentes que han experimentado algún trauma, ya que para ellos, suele ser más fácil hablar de esto en la medida que se encuentran ocupados en una actividad de participación (engagement) social. Al parecer, el juego bajaría el sistema de alarma, logrando que el cuerpo pueda salir del modo “luchar, escapar o paralizarse” (“fight, fly or freeze”) y profundizar en la vivencia, lo que permitirá ir elaborando el trauma.
Además, destacamos el valor que A. Blumenthal da a la técnica del rol playing, sustentando su utilidad en la importancia de la memoria corporal. En los casos que ella describía, señalaba que no basta hablar de lo sucedido o de lo que se espera que suceda, sino que es necesario amplificarlo, utilizando otros modos de expresión como pueden ser el dibujo, el juego o el cuerpo (por ejemplo, ensayar determinada escena “reparadora” entre padres e hijos).
Si bien los ejemplos antes mencionados se refieren al trabajo con familias con niños, creemos que el juego puede usarse también en familias con adolescentes o sólo de adultos y que generalmente es un aporte, al permitir relacionarse en el “como sí”, ese espacio intermedio entre realidad y fantasía donde se pueden explorar nuevas formas de interacción, lo que abre posibilidades de cambio. 
Finalmente, y considerando los beneficios del juego en familia que hemos comentado, quisiéramos invitarlos a jugar más, empezando con nuestras propias familias.   

*Creative Family Therapy Techniques. Play, art, and expressive therapies to engage children in family sessions. Editado por Liana Lowenstein. (2010); “Creative Interventions for troubled children and youth”. Liana Lowenstein (1999); “The therapist´s notebook for children and adolescents. Homework, handouts and activities for use in psychotherapy”. Catherine Ford Sori, Lorna L. Hecker and Associates (2003).

**Seminario Ackerman Octubre 2016 "Reconstruyendo vínculos: Una mirada contextual relacional para la reparación de quiebres familiares". Andrea Blumenthal, LCSW.


Valerie Jeanneret
Psiquiatra Infanto juvenil- Terapeuta Familiar

Alejandra Rivera

Psicóloga – Terapeuta Familia


Miembros Unidad de Niños y Adolescentes ICHTF