martes, 24 de noviembre de 2009

Terapia de Pareja: Trabajando con impasses e infidelidad. Michele Sheinkman. Noviembre 2009

En el marco del convenio que el Instituto Chileno de Terapia Familiar mantiene con el Instituto Ackerman de Nueva York, nos visitó Michele Sheinkman, quien compartió su vasta experiencia clínica en dos actividades en las que abordó el trabajo terapéutico con parejas. En el seminario el foco estuvo el “Ciclo de vulnerabilidad” y el modelo de múltiples niveles para entender los impasses en la pareja. En el Taller, tuvimos el privilegio de ver la palicación de los conceptos abordados en el seminario en una consultoría en terapia con parejas en que la temática de infidelidad era una temática relevante. En este taller pudimos integrar el modelo de los múltiples niveles y el ciclo de la vulnerabilidad en torno al tema de las dificultades en la intimidad y a una lectura de la infidelidad a la luz de estos conceptos. Una gran oportunidad para ver la consistencia en el trabajo de una terapeuta que ha hecho importantísimos aportes a la terapia de parejas .

Queremos compartir con ustedes las palabras de Claudia Cáceres al inicio del taller de supervisión.

Buenos días. Hoy he querido iniciar esta mañana compartiendo una de mis grandes pasiones: el Baile. El baile, no importa cuál sea, es el baile. El tango, en cambio, es por excelencia un baile en pareja. Un buen tango es la perfección del baile de a dos, del baile apasionado, del baile erótico. Es la perfección de la coordinación y la estética. Es lo máxima expresión de a dos.

Michelle ayer nos habló de las danzas de las parejas y de la importancia de identificar la danza particular que danza cada pareja que vemos en terapia. Era una metáfora..No se preocupen, entendí que era una metáfora. Pero, una metáfora certera. No da lo mismo que el baile sea una salsa, una zamba (que imagino saben bailar Michelle y Denise), una cueca ….o un reggaetón. En casi todos los bailes se necesita un otro, pero en ninguno como se necesita en el tango. Un buen tango no se baila con cualquiera. ¿se imaginan por ejemplo el tango que vimos al inicio con alguien que no te guste nada?.

Bueno, algo así es la vida en pareja. Es mejor si ese “otro” u “otra” te gusta, si ese otro u otra te conecta con los sentidos y con la sensibilidad de las emociones ….y con el lenguaje del cuerpo. Es mejor si ambos se entienden y se acoplan en coordinaciones de acción recíprocas, en pautas de interacción que fluyen y que van construyendo circuitos virtuosos que permiten que siempre haya ganas de volver a bailar …una y otra vez.¿Qué pasaría si al bailar tango cada uno se dejara guiar sólo por lo que uno quiere?...¿Si no tuviese en consideración la longitud de las piernas de la o el compañero al momento de contorsionarse? O si no se tomara en cuenta el peso al momento de ejecutar una pirueta en el aire?. Peor aún, qué pasaría si ante una diferencia el partner simplemente se retira..y “abandona el campo”?...o si ambos entraran en una lucha porque se haga lo que cada uno quiere…forcejeando una para la derecha y otro para la izquierda?. Seguro que estaríamos en un impasse.

No se puede vivir en pareja, o mejor dicho, al igual que en el tango, no se puede bailar, si no hay entendimiento, si no se cede para acordar la coreografía que les acomode mejor a ambos, si no se está dispuesto a ceder para llegar a un consenso respecto de la pieza que bailarán, los pasos que incluirán…o, los riesgos que correrán.Porque vivir en pareja implica asumir riesgos. Y renuncias.

Para que el tango sea de excelencia no se puede cambiar de pareja a cada rato. Se puede bailar bien con muchos bailarines, pero para que se superen etapas, se avance y se obtenga logros (que por supuesto, se sustentan siempre en un logro anterior)…no se puede cambiar cada vez que algo no resulta. Incluso cuando hay impasses dolorosos como una caída en medio del escenario. Los impasses en el baile son una oportunidad para corregir y mejorar. Pero, hay que sanar las heridas de la caída y restituir la seguridad y la confianza en el otro, pues detrás de una caída hay una o una serie de pequeñas equivocaciones que pueden hacen dudar de la capacidad de bailar bien juntos e incluso, de la continuidad de la sociedad que con esfuerzo han venido construyendo a lo largo de la historia juntos.

También es importante reconocer cuándo, pese a todos los esfuerzos…no son el uno para el otro. Cuando sencillamente, no hay fiato entre los bailarines. Hay veces entonces, que se hace necesario cambiar de pareja, y buscar hasta encontrar aquella con la que piensas que puedes armar una buena pareja. Búsqueda que seguramente tendrá otras exigencias, pues en el camino se ha aprendido y adquirido destrezas, desarrollado gustos y necesidades que no estuvieron presentes en la etapa anterior, cuando elegiste a la anterior pareja.


La pregunta de hoy es si se puede bailar bien de a tres. Anoche conversábamos con mis amigas de la USEP y pensábamos que, de poderse, se puede, pero que no es lo mismo. Al menos, en el tango no. (y una de ellas vivió varios años en Buenos Aires, por lo que, de tango sabe).
La belleza del tango, tiene tanto que ver con la complicidad de la pareja que lo baila, y tanto que ver con la intimidad que le da la sensualidad y pasión, sin las cuales….., no sería tango. El tango arrabalero, el tango de salón…cualquier tango es un bonito tango si tiene esa complicidad e intimidad que le da la fuerza y lo hace diferente a cualquier otro tango. La intimidad que se delata en la seducción, en dos que entrelazan casi mágicamente sus cuerpos con armonía y que se contorsionan al ritmo de una música que los envuelve.Uno más en el baile, otro, un tercero……… haría otra danza. A veces, simplemente saber que el otro bailó con otra, hace que la transparencia del baile bailado por tantos años pierda la naturalidad, la obviedad que tenía hasta ese momento. ¿Ese paso nuevo, esa cadencia desconocida……no la aprendió conmigo…..con quién lo hizo?. ¿Y si está bailando conmigo pensando en otro?

Michelle hoy nos hablará de lo que ocurre con las danzas de las parejas de a tres..o más. Dejémosle a ella profundizar en estos misterios.Yo, prefiero terminar esta introducción mencionando algo que es complejo, pero menos misterioso. El rol del terapeuta en la terapia de parejas.

Si seguimos con la metáfora del baile, el terapeuta sería algo así como el coreógrafo. La distancia de estar fuera del baile, de no ser miembro de la pareja que baila, le permite mostrar aquello que no está suficientemente bien…..aquellos movimientos que no son fluidos, los movimientos riesgosos que están haciendo …aquello que hacen y que puede ser peligroso para ellos.El terapeuta, como el coreógrafo es el personaje importante, pero desconocido para quienes rodean a los bailarines. Que los ayuda a que la danza sea buena para ellos. Un invisible acompañante que les transmite que es posible hacer las cosas mejor, que las dificultades son posibles de solucionar, que la ejecución se puede mejorar, que la complicidad se puede desarrollar, que los impases, con trabajo, con deseo …y a veces, con ayuda, se pueden sortear y que incluso se puede aprender de ellos.

Esta mañana si todo sale como tenemos programado, podremos ver las coreografías que pueden hacer Michelle junto a una pareja que ha tenido dificultades en su danza. Seremos algo así como espectadores tras el espejo y ella la coreógrafa con sus bailarines haciendo juntos el esfuerzo de hacer de una o varias caídas una oportunidad de plantearse de manera diferente frente a la relación.

Los invito a seguir con ella y a disfrutar del baile.
Muchas Gracias.

Ceremonia Titulación Terapeutas Familiares y de Parejas 2009

34 Nuevos Terapeutas de Familias y Parejas recibieron su título en el mes de Noviembre de 2009 en una significativa ceremonia. Los nuevos Terapeutas Familiares IChTF son:

Ps.Sandra Salazar V., Ps. Andrea Ullrich R., Ps. Tatiana
Valenzuela V., Ps. Romina Manili L., Ps. Susanne Bauer,
Ps. Verónica Caríz R., Ps. Pilar Valenzuela S., Ps. Francisca
Arias F., Ps. Erika Castro P., Ps. Francisca Ortega A., Ps.
Claudia Álvarez G., Ps. M. Corina Robledano V., Ps. M. Eugenia Corbalán H., Ps. M. Ximena Siraqyan O., Ps. Karina Cohen Z., Ps. Cyntia Saavedra M., Ps. Karla Papic Sch., Ps. Ignacio Ilabaca T., Ps.Paula Vergara C., Ps. Daniela Stark A., Ps. Daniela Solari B., Ps. M. Carolina Daccarett D., Ps. Paula Rojas J., Ps. Paulina Mesa R., Ps. Marcela Mateluna P., Ps.Constanza Severin L., Ps. Andrea Morgheinstern T., Ps.Andrea Bosco P.,Ps.Carla Madariaga G., Ps. Paula Richard L., Ps. Gloria Bustos V., Ps. Gisela Fischman., Ps. Paula Cortés -Monroy S., Dra.Tamara Rivera R.

Compartimos con Ustedes el discurso con que la Presidenta del IChTF recibió a los terapeutas titulados y sus familias.

"Una bienvenida a todos, a nuestros alumnos a sus padres, madres, parejas, maridos, esposas e hijos. Hoy nos reunimos para entregarles el título de Terapeuta Familiar. Este año se están titulando 36 personas, un record que nos habla de un grupo humano serio y responsable, pero también de un grupo motivado y que ama lo que hace.
Los terapeutas, psicólogos o psiquiatras, somos de ese grupo afortunado de la población que ha podido elegir cómo y en qué quiere trabajar. Eso es un gran privilegio, en un mundo en que un porcentaje muy bajo de personas tiene la oportunidad de elegir qué hacer, por lo mismo la cuota de responsabilidad que adquirimos con ello, no es menor. El que elige ser terapeuta, está eligiendo poder ayudar a otros y para eso se debe preparar.

Hemos estado trabajando junto a ustedes, por 2 años en Santiago y por 3 años en regiones, en este desafío. Nos hemos ido conociendo. Ustedes han podido aprender de nuestros docentes y supervisores, de los diferentes estilos y miradas, de nuestra forma de hacer las cosas, de lo que nos moviliza. Nosotros, hemos aprendido de cada uno de ustedes, que se han dispuesto al aprendizaje de una forma especial, nos han mostrado su mundo íntimo y el de sus familias, arriesgándose a mirar dentro de sí mismos y de sus relaciones, nos han motivado con sus comentarios y preguntas, consciente
s de que la expertiz va más allá de aprender teorías y técnica. Y, les agradecemos por esto. Si no tuvieramos alumnos dispuestos a exponerse, ya no existiríamos.

En este Instituto les hemos querido entregar una nueva forma de ver y entender los problemas, los síntomas, el sufrimiento de las personas. Una forma que no pretend
e excluir otras, sino que más bien esperamos se agregue a la que ya traían, de manera que hoy los haga sentir que salen con más herramientas para realizar mejor sus desafíos como terapeutas.

Esperamos que finalizando la formación se esten llevando con ustedes un mapa del mundo, para recordarles que somos parte de un contexto físico, social y humano y que la conducta de cualquiera no puede ser entendida sin conocer, en al menos algo, ese contexto, sensibilizarnos al mundo que rodea a cada persona. El comportamiento de cada uno de nosotros es parte de una coreografía donde aportamos desde nuestra propia individualidad, pero al mismo tiempo, bailamos al ritmo de una música que nos envuelve a todos.
Que se lleven su genograma, con su historia familiar particular, con sus legados generacionales, mitos y leyendas, tradiciones y creencias. Que se vayan más concientes de la influencia que éstos tienen en su trabajo como terapeutas.

Que se lleven una balanza donde se pueda ir colocando el derecho a reclamo de cada persona que nos toca ver, que les permita tener una mirada comprensiva en que la ética y los valores universales del respeto por el otro siempre prevalescan.
Que se lleven la imagen de un salón de baile, para que puedan mirar las coreografías que agradan a la vista por su fluidez y belleza, por lo armónicas que pueden ser. Pero también, para poder distinguir aquéllas que resultan dolorosas y destructivas, aquéllas que pueden ser anticipadas y relatadas, como un guión ya escrito, por los propios participantes, y de las cuales querrían salir.

Ustedes saldrán de acá hoy y transmitirán su experiencia a otros. Nosotros continuaremos con nuestra labor que nos enorgullece y exige. Queremos contarles algunos de nuestros desafíos, especialmente uno. En estos ya 26 años hemos centrado el esfuerzo en enseñar a hacer terapia familiar, en el último tiempo hemos ido ganando experiencia en el trabajo con otras instituciones al incorporar con mayor intensidad la atención de familias multi estresadas o vulnerables.

Sumado a esto hemos trabajado en desarrollar un Magíster con la Universidad Alberto Hurtado en “Estudios sistémicos avanzados de la familia y pareja”, con el interes de ir posicionándonos y poder prepararnos para tener voz y ser oidos por aquellos que tienen ingerencia en las políticas públicas sobre familia. Sabemos es un objetivo ambicioso y puede que nuestra acción sea sólo el equivalente a un grano de arena en una larga playa, sin embargo es un camino que ya hemos comenzado y queremos seguir recorriendo.

Al formar a otras personas como ustedes a lo largo del país y al capacitar a otros actores sociales: educadores, asistentes sociales, abogados, terapeutas comunitarios, médicos; estamos transmitiendo lo que esperamos sea una mirada esperanzadora y centrada en los recursos, en que la idea de familia siempre este presente como un recurso.

Quiero por último agradecer a todos los docentes y supervisores que estan aquí presentes y tambien a los que no pudieron venir. También agradecer a todo el equipo docente administrativo y muy especialmente al personal, quien contribuye muchísimo a nuestra permanencia y continuidad

Teresa Boetsch V.
Presidenta
Instituto Chileno deTerapia Familiar

domingo, 22 de noviembre de 2009

Congreso ASIBA 2009

Los días 1, 2 y 3 de Octubre de 2009 se realizó en la ciudad de Buenos Aires el Congreso de ASIBA en el que los profesionales del Instituto Chileno de Terapia Familiar tuvieron una excelente participación. Además de presentar sus trabajos, conocer lo que está ocurriendo en lo sistémico en Argentina , fue una experiencia de intensa camaradería que sin duda fortalece a los equipos del IChTF que estuvieron presentes.

Las presentaciones del IChTF fueron:

Ps. Marcelo Condeza V.
Ps. Alejandra Escala Z.
"El Self personal y profesional del terapeuta posterior al trabajo con su familia de origen a través de un encuetro multifamiliar"

Ps. Maria Elisa Molina
Ps. María Teresa del Río
"Revisitando el concepto de mente de Bateson"

Dr. Luis Tapia
Ps. María Elisa Molina
Ps. Ximena Pereira
"Resolución de entrampes de parejas en conflicto: Aproximaciones desde las parejas y los terapeutas"

Mesa Plenaria - Aportaciones sistémicas a la Psicología de la Salud
Ps. M. Cecilia Jara junto a otros invitados internacionales.

Ps. María Elisa Molina
Ps. María Teresa del Río
"Análisis de caso y supervisión de proceso terapéutico desde una perspectiva microgenética"

Ps. Claudia Cáceres P.
Ps. Claudia Manhey S.
"La terapia de Divorcio como Terapia de Duelo"

Ps. Carolina Gana
Ps. Pamela Soto
"Terapia Familiar y Procesos de Desvinculación Parental en Contextos de Divorcios Destructivos"

Mesa Redonda: Aportaciones para el trabajo con pacientes crónicos.
"Un Modelo de Intervención Familiar en Enfermedad Crónica".
Ps. María Cecilia Jara
"Evaluación del Impacto del Grupo de Apoyo Emocional en mujeres con cáncer de mama".
Ps. Claudia Ferreira
"Abordaje Psicológico en cuidados Paliativos"
Ps. Daniela Rojas
"Talleres Multifamiliares. Una Experiencia Psicoterapéutica en la Enfermedad Crónica".
Dr. Rodrigo Erazo Reyes

Dr. Luis Tapia
Ps. María Elisa Molina
"Dibujos relacionales y regulación de emociones en Terapia de Pareja"

Felicitaciones y muchas gracias a todos por dejar tan en alto el nombre de nuestro Instituto.
video

sábado, 5 de septiembre de 2009

Encuentro IChTF 2008

Siempre es importante recordar…..A un año de reunirnos en las Termas de Cauquenes, queremos compartir imágenes y sonidos de algunos de los momentos que vivimos y que seguro, seguirán por mucho tiempo en las memorias de cada uno.
Directorio 2009
video

jueves, 25 de junio de 2009


¿Es el SINDROME DE ALIENACIÓN PARENTAL un concepto sistémico?
Ps. Pamela Soto.
Miembro Unidad Terapia Familiar en Procesos de Separacion y Familias Ensambladas. IChTF.

La reflexión acerca del lugar que los hijos tienen en los procesos de separación de sus padres, así como los cuestionamientos e interés por la particular vivencia y participación de los hijos en los procesos de toma de decisión en los que se ven involucrados a partir de separaciones o divorcios destructivos, ha sido un constante ejercicio en nuestro equipo de trabajo clínico. Es así, como en el último tiempo, nos hemos visto interpeladas desde el punto de vista profesional, ante la potencia que adquiere en el discurso mediático y en gran medida, también en el mundo judicial, una construcción teórica acuñada por Gardner a mediados de los ochenta: el síndrome de alienación parental (SAP).

El SAP, da cuenta de una de las explicaciones posibles respecto del fenómeno de desvinculación parento-filial que se asocia a procesos de separación -o divorcio- destructivos, y que en tantas ocasiones hemos observado en nuestra práctica clínica. Cuando el conflicto post conyugal termina por involucrar gravemente a los niños, éstos pasan a ser “moneda de cambio” o se ven obligados a “izar la bandera” de uno de los dos progenitores en pugna, afectando la relación con el otro padre. Es cierto que en algunas ocasiones esto deriva en una desvinculación paterno- filial, por cierto injustificada, pues responde muchísimo más al conflicto entre los padres que a impedimentos de uno de ellos para el ejercicio de la parentalidad. Esto, con el consiguiente daño para el niño.

Gardner describió ampliamente las formas que adquiría este proceso de desvinculación aportando una visión novedosa acerca de esta situación. Sin embargo, en nuestra práctica, los desarrollos respecto del SAP en muchas ocasiones no nos permitían miradas sistémicas de este proceso, nos quedaban preguntas respecto de los roles que otros actores cumplían en la desvinculación y cómo personas –habitualmente razonables- llegaban a privar a sus hijos de la cercanía de un progenitor o qué hacía a un progenitor perder todo deseo de comunicación y relación con sus hijos.

En la búsqueda de respuestas a nuestras interrogantes, varios autores que se refieren a esta desvinculación han sido lectura obligada. Pero es en la lectura de “Hijos alineados y Padres alienados. Asesoramiento e intervención en las rupturas conflictivas” -de Ignacio Bolaños, psicólogo forense español (1) en que observamos, por primera vez de manera más sistemática, el acercamiento a una mirada relacional del fenómeno. Si bien es cierto en esta lectura no se contestaron todas nuestras preguntas, ni encontramos un modelo completamente satisfactorio –desde el punto de vista sistémico- respecto del proceso de desvinculación, puede decirse que encontrar otros cuestionamientos similares a los nuestros de manera más organizada, fue un fuerte estimulo para el desarrollo de una mirada comprensiva propia de estos procesos de desvinculación parento-filial, desde el quehacer clínico y en el contexto de nuestra particular posición teórica sistémico relacional.

En la revista Familias y Terapias (2) del Instituto Chileno de Terapia Familiar hicimos una reseña en relación con este artículo de Bolaños, que muestra la manera en que el autor destaca la participación, tanto en la gestación como en el desarrollo del Síndrome de Alienación Parental (SAP), de los distintos miembros de la familia, poniendo de relieve la dinámica relacional que mantienen entre ellos e incluyendo al sistema legal, en que se encuentra inmerso el sistema familiar. Al mismo tiempo, es posible observar en el texto de este autor una mirada en la que el progenitor alienado –rechazado en palabras de Bolaños- y los hijos adquieren un mayor protagonismo. De esta manera, a nuestro entender, se ofrece a lo largo del artículo una mirada de mayor complejidad respecto a las conceptualizaciones desarrolladas por Gardner y otros autores, que suelen presentar el SAP bajo una mirada lineal, en la que el progenitor alienante aparece como el promotor del síndrome, el otro progenitor como víctima y el niño como un sujeto que padece esta patología. Específicamente, Bolaños enuncia la importancia de incorporar factores personales, familiares y legales, reconociendo al SAP como un “síndrome familiar” en el que los participantes poseen una responsabilidad relacional, al mismo tiempo que se introduce el contexto legal y su particular cultura.

Para nuestra unidad, USEP, los procesos de separación y divorcio pueden desarrollarse de distintas maneras y una de ellas es la destructiva, que sucede cuando el conflicto post conyugal se vuelve crónico en las que el duelo por la separación conyugal se ha congelado. De esta manera, sostenemos que cuando el desarrollo de la separación asume estas características destructivas, el funcionamiento de los distintos ejes relacionales: parental, parento filial y fraterno, se encuentra interferido por el conflicto post conyugal. La relación parental en esos casos, no permite la necesaria coordinación y cooperación para el desarrollo de los hijos, el eje fraterno deja de funcionar con la autonomía requerida y el parento filial puede dar paso a relaciones de maltrato. Así, la interferencia del eje post conyugal en el eje parento-filial -en este contexto de beligerancia entre los padres- puede dar paso a esta forma de desvinculación que se describe como SAP. La desvinculación parental es a nuestro juicio el resultado de la incapacidad de resolver los conflictos entre los excónyuges, situación que se manifiesta en un conflicto en la parentalidad que es construido por ambos padres, quienes asumen formas de participación diferentes y que no sería posible sin la involucración de ambos. Esta dinámica constituye una forma grave de maltrato hacia los hijos, quienes terminan irremediablemente participando.

Ahora bien, al observar la manera en que los distintos miembros se encuentran implicados en este fenómeno, hemos podido consignar que los niños, aunque actores relevantes y protagónicos, no poseen la misma responsabilidad relacional que los adultos, es imposible para nosotros pasar por alto la variable poder, el que en muchos casos está inequitativamente distribuido en las familias. Esto que ha sido señalado ampliamente en lo referido a las relaciones de género, es también cierto para las distintos grupos etáreos, así como para los distintos lugares que los sujetos ocupan en las familias. Los niños y los hijos, tienen menor poder al interior de la familia y esto se traduce en primer lugar, en acceso a menos información o información parcial –obtenida fundamentalmente de uno de los progenitores- y también en un menor protagonismo en las tomas de decisiones, las que de cualquier modo, muchas veces que se hacen sobre la base de esta información fragmentaria o escasa.

El trabajo terapéutico realizado en la USEP se orienta principalmente a favorecer una reorganización familiar, en que las necesidades filiales puedan encontrarse satisfechas. En este sentido, los hijos son protagonistas, ahora en un sentido distinto que en el SAP, no son entes que padecen una patología sino actores privilegiados que en una situación de poder desigual han quedado atrapados en situaciones de dolor que representan un daño desde el punto de vista psicológico y –para hacer referencia al lenguaje legal que suele poblar este tipo de casos- una vulneración de sus derechos. Aun seguimos buscando encontrar las señales, oportunidades y puertas que permitan entrar en el entramado de relaciones, para lograr la visibilización del niño, que en esta reflexión en torno a la mirada sistémica del SAP (o, como le hemos llamado, proceso de desvinculación parento filial en el contexto de un divorcio destructivo) es el objetivo primordial. Para esto es necesario distinguir aquello que pertenece al mundo de lo conyugal respecto del mundo de los padres y por sobre todo buscando favorecer nuevas formas de relación, libres de violencia, donde la conducta belicosa de los padres- ex conyuges- disminuya y donde puedan lograr a lo menos una coparentalidad mínima que permita el desarrollo integral de sus hijos.

(1) http://sindromedealienacionparental.apadeshi.org.ar/congreso_de_psicologia_juridic.htm

(2) Ps. Carola Gana V., Ps. Claudia Manhey S. y Ps. Pamela Soto V. (2008): “Hijos alineados y Padres alienados. Asesoramiento e intervención en las rupturas conflictivas”. En Revista de Familias y Terapias, N°25.

viernes, 1 de mayo de 2009

Nueva Página WEB

Recogiendo las inquietudes de alumnos, miembros del IChTF y usuarios que permanentemente se informan de nuestras actividades, hemos rediseñado la página institucional en la red. Esperamos que la navegación sea fácil y la información les permita tener una idea clara de lo que es nuestro quehacer académico, clínico y Psicosocial.

Además, contarán con información detallada de la Revista De Familias y Terapias y un modo fácil de adquirir cualquiera de sus números. Este año la Revista, que es la única publicación especializada en Terapia Sistémica en nuestro País cumple 15 años de ininterrumpida edición., por lo que los invitamos especialmentre a conocerla y a completar la colección.

Los esperamos en nuestra nueva página y también en este Blog en el que encontrarán permanentemente información de las actividades realizadas y comentarios y notas hechas por nuestros docentes ya lumnos de temas de actualidad en los que podemos aportar con una reflexión especializada.

Bienvenidos .